Techos residenciales - Señales clave de peligro

Que no te sorprendan las reparaciones costosas y repentinas. Préstale atención a tu techo y aprende a identificar un problema antes de que tenga un impacto grande en tu billetera con estas 7 señales de peligro.


señal de peligro

1. Una gotera en el ático.

Después de una fuerte tormenta o una lluvia con fuertes vientos, busca en el ático señales de goteras. Los rebalses de hielo también pueden causar que el agua ingrese a la casa si no tienes una membrana impermeable adecuada o si el tapajuntas (el aluminio o el acero que se usa sobre las juntas de los techos, como chimeneas y tuberías) se ha deteriorado.

2. Ampollamiento o descascarado de la pintura interior o exterior.

Cuando la pintura comienza a descascararse, probablemente la causa sea la humedad atrapada en la casa debido a la temperatura excesiva o a la alta humedad que proviene de la poca ventilación en el ático. El aire en el ático necesita fluir libremente desde el sofito hasta el caballete para reducir la humedad. Asegúrate de que haya una ventilación en zonas como la cocina o el baño. Los secadores deberían ventilarse afuera.

señal de peligro
señal de peligro

3. Manchas en cielo rasos y paredes interiores; crecimiento de moho u hongos.

Si detectas manchas, o peor aún, crecimiento de moho dentro de tu casa, puede que se deba a una membrana impermeable inadecuada o la falta de una que está permitiendo que el agua se filtre dentro de la casa. La ventilación inadecuada también puede ser la causa, ya que provoca una humedad excesiva y genera la condición en donde el moho y los hongos crecen.

4. Deterioro exterior del revestimiento.

La poca ventilación en el ático de nuevo es una causa probable, pero cualquier condición que resulta en un exceso de humedad puede contribuir al deterioro. Una forma de combatir el problema es colocar una barrera de vapor entre el aislante y el interior de la casa, ya que puede reducir la cantidad de humedad que ingresa a una pared y ayuda a que la humedad escape de la pared.

señal de peligro
señal de peligro

5. Tejas faltantes, rajadas o deformadas.

Si notas que tus tejas están secas o prácticamente ser rompen cuando las tocas, significa que han alcanzado el final de su vida útil y es momento de invertir en un techo nuevo.

6. Zonas del techo oscuras y que parecen sucias.

Esto puede significar que tu techo tiene vegetación, hongos, moho o crecimiento de algas, o que se han perdido los gránulos protectores de las tejas. No significa que tienes que reemplazar tu techo, pero estas manchas pueden reducir el atractivo de tu casa. Limpiar las tejas es una opción, pero eso puede acortar su vida útil. Por suerte, la protección StainGuard® está disponible en muchas tejas de GAF, incluidas las tejas Timberline® de la serie Cool, las tejas Natural Shadow® Timberline® y las tejas ArmorShield™ II Timberline®. (La protección StainGuard® está disponible solo en tejas con embalaje con etiqueta de StainGuard®. Consulta la garantía limitada de GAF para tejas y accesorios para ver todos los detalles de la cobertura y las restricciones).

señal de peligro
señal de peligro

7. Costos de energía excesivos.

Una causa probable de mayores costos de refrigeración puede ser la insuficiente ventilación en el ático, que requiere que el sistema de refrigeración trabaje de manera excesiva. En clima cálido, la ventilación inadecuada atrapa el aire caliente en el ático, lo que provoca que los sistemas de aire acondicionado trabajen más fuertemente o que el interior de tu casa esté más caluroso y menos cómodo. Tanto en climas calurosos como fríos, la humedad en el ático puede quedar atrapada y condensada en las vigas sin un aislamiento adecuado. Esta humedad puede filtrarse en las capas aislantes y disminuir su eficacia lo que deriva en un probable aumento de los costos de energía.

Instalación profesional
Asistente virtual GAF para techos Precios y dónde comprar