Recursos útiles para quienes se vieron afectados por un huracán

¿Qué debes hacer después de un huracán dañino?

Cuando la tormenta haya terminado, es importante evaluar si tu casa o propiedad sufrió daños. Aquí presentamos una guía sobre lo que puedes hacer para reparar o reemplazar tu techo.

Señalización de ruta de evacuación en caso de huracán

La seguridad ante todo

Los vientos de los huracanes pueden dañar las líneas eléctricas y debilitar las estructuras, mientras que los picos de la tormenta y las inundaciones pueden provocar otros peligros ocultos para ti y tu vehículo. Siempre sigue la guía de emergencia local antes de animarte a salir.
Un hombre documentando y evaluando los daños del techo fuera de una casa

Evalúa y documenta los daños

Cuando sea seguro hacerlo, busca tu cámara y documenta los daños visibles. Comienza la inspección en el interior, y luego recorre el perímetro exterior de la casa. Si es posible, usa binoculares o la función de zoom de tu cámara para ver el techo desde la seguridad del suelo. Conoce más aquí.

El contratista adecuado puede ayudarte a proteger tu casa de daños posteriores

Los contratistas tienen distintas especialidades. Para encontrar el contratista adecuado, asegúrate de que tengan experiencia en reparaciones de emergencia que puedan prevenir daños posteriores en tu propiedad después del paso del huracán.

Un contratista de techado de GAF colocando una lona después de un huracán que dejó daños.

Cubre el techo con una lona

Una lona resistente puede ayudar a cubrir agujeros o tejas flojas y actuar como una barrera temporaria contra la lluvia y el viento. Este es un proyecto que tal vez quiera dejar en manos de un profesional de la industria de los techos.

Un contratista coloca tablas de madera en las ventanas de una casa.

Cubre las ventanas con tablas

Cubrir las ventanas con tablas suele ser un trabajo para dos personas, que por lo general se hace antes de que llegue la tormenta. La madera contrachapada de media pulgada o 3/4 pulgadas protege contra los impactos durante la tormenta y es resistente a las lluvias en caso de que se rompa algún vidrio.

Barrido para llevarse el agua estancada después de un huracán.

Elimina el agua estancada

Utiliza una aspiradora Shop-vac para eliminar el agua estancada presente en el interior. Asegúrate de usar calzado impermeable que llegue por encima de la línea de flotación, y extrema los cuidados alrededor de agua que llega hasta los tomacorrientes.

Grandes ventiladores azules secan las áreas de una casa después de un huracán.

Seca las áreas mojadas

Para ayudar a prevenir el moho, usa ventiladores potentes para secar completamente las áreas mojadas. Prepárate para reemplazar los paneles de revestimiento o muebles tapizados que estén mojados.

Un hombre y una mujer revisan las opciones de reemplazo de techo con un contratista de GAF

Preguntas para hacer a un contratista:

Encuentra el contratista adecuado para reparaciones de emergencia.

  • ¿Ofrece servicios de sellado o colocación de lonas?
  • ¿Tiene el respaldo, las licencias y los seguros correspondientes?
  • ¿Qué tan pronto puede comenzar a trabajar? ¿Ofrece servicio de emergencia 24/7?
  • ¿Tiene una certificación de algún fabricante de techos importante?

 

Cómo guiarse a través del proceso de seguros

Trabajar con tu compañía de seguro, posiblemente por primera vez, puede ser abrumador, pero no tiene que ser así. Cuando golpee la tormenta, sigue estos pasos sencillos que facilitarán el proceso de seguros más de lo que imaginas.

Dos hombres y una mujer inspeccionan el techo afuera de una casa.

Consejos sobre el proceso de seguros

  • Llama a un contratista de techado para evaluar los daños.
  • Habla con tu aseguradora para repasar tu cobertura y conocer su proceso de reclamación
  • Reúne los documentos y las fotos o videos sobre los daños para corroborar las reclamaciones.

 

Recursos federales en caso de huracán

¿De qué manera los huracanes afectan un techo? Aspectos básicos de los daños provocados por un huracán

Los huracanes pueden traer una combinación de viento, lluvia, rayos, desechos e, incluso, granizo. Cada uno de estos elementos puede tener sus impactos exclusivos sobre tu techo. Descubre cuáles son.